viernes, 22 de noviembre de 2013

Las Dos Caras de Bola del Mundo

      ¿Quién no conoce Bola del Mundo en nuestra Sierra de Guadarrama?, se podría decir que Navacerrada es uno de los lugares más transitados por los ciudadanos de Madrid, junto con la Pedriza y Rascafría por su cercanía para practicar actividades de invierno ,tirarse con el trineo, esquiar ,unos pocos subir a "Bola"... observas a la gente que va con vaqueros, con deportivas o estas chaquetitas de plástico que no abrigan nada, curioso.
      Sin más, un día se nos ocurrió la idea de buscar otro camino por donde subir a Bola y a su vez, darle un poco más de emoción al asunto.
      Partimos desde el Puerto de Navacerrada, dos días distintos con un temporal muy contrastado en las dos salidas. La ruta que nos lleva hasta Bola por su cara Sur,es la más sencilla pero presenta una de las vistas más bonitas de las montañas al conectar con la Maliciosa.
      Aquí tenéis una estupenda fotografía de la Maliciosa nevada con un cielo despejado que nos dejó con ganas de continuar, pero por falta de tiempo tuvimos que posponerlo para otro día.
      La ruta por su cara norte, por "Arroyo Seco", está calificada como alta dificultad debido a su inclinación, además con hielo se hace el camino más complejo si no vas bien preparad@ con crampones o raquetas. Comenzamos la ascensión a las 8:00 con un día bastante nuboso y las posibilidades de que nos pillase una buena ventisca eran del 80 %. La duración del recorrido según el ritmo de cada un@, oscila entre las 2 horas/2 horas y media teniendo en cuenta el tiempo atmosférico, el estado de la nieve y del material del que se disponga.
Más o menos, a esta altura (fotografía de la izquierda) aún no consideré que tuviese que ponerme los crampones y quise esperar a subir un poco más, donde la nieve sería más dura, pero sin darme cuenta, un pie mal puesto hizo que cayese como si me tirase con un trineo. Salió disparada la botella de agua (que a la vuelta recogeríamos)y yo logré hincar el talón en la nieve, dando gracias por no haber aterrizado en un pino. Justo en ese momento consideramos que lo mejor, sería no arriesgarse y ponernos mi padre y yo los crampones.
Se puede ver como nuestras predicciones no se alejaban mucho de la realidad, la ventisca a unos pasos y apuntito de llegar a Bola del Mundo, nos encontramos con un tiempo muy distinto después de hora y media subiendo.
      Y como dice mi padre, aquí le tenemos culminando la cima el "Montañero de las Altas Cumbres" con una de mis fotografías favoritas (y que no ha dejado indiferente a nadie) para finalizar con estas dos ascensiones hacía Bola del Mundo y sus dos caras.

prestashop themes