domingo, 19 de enero de 2014

Parque Arqueológico de Segóbriga 2014 (Cuenca)

   


        Última semana, últimos días, ¿Peñalara o 7 Picos? ... Pues ni un sitio ni el otro. Nos costó lo suyo despertarnos ese día y la única forma de aprobechar la mañana en la montaña es madrugando un poco (a eso de las 7:00 de la mañana solemos estar en pie). Así que, viendo el panorama de trastos en la cocina y que aún nos quedaban 3 días para disfrutar de las merecidas vacaciones de navidad, le dimos otra visión al asunto.

        -Mañana es Sábado, ¿Donde podemos ir todos a una hora prudente? aprovechamos que tenemos las mochilas, las cámaras y comida preparada.

        Mi padre sugirió Segóbriga, un lugar perfecto porque hacía tiempo que se propuso la idea de ir a visitarlo y hasta el momento no surgió de nuevo. Al día siguiente a las 10:00 ya estábamos en marcha hacía el Parque Arqueológico de Segóbrida (localizado en Saélices, Cuenca), en menos de dos horas llegamos al aparcamiento del centro de interpretación y casi enseguida, disfrutaríamos de un documental de 15 minutos (la duración del documental fue muy acertado ya que no se hace pesado y nos situó para lo que veríamos después):

Web / Centro de Interpretación:

http://www.patrimoniohistoricoclm.es/parque-arqueologico-de-segobriga/centro-de-interpretacion/

Otras Fotografías de Segóbriga en Facebook (Donde Finaliza El Norte)

https://www.facebook.com/media/set/set=a.413466325450316.1073741856.317837458346537&type=1




        Actualmente, la excavación y la restauración está paralizada pero aún queda mucho por descubrir ya que solo está excavado el 30% y sin duda, en unos cuantos años volveremos a visitar Segóbriga. Antes de mostrar algunas fotografías en el Blog os cuento un poco el origen de Segóbriga:




        Situada sobre un cerro, Segóbriga es una de las ciudades romanas mejor conservadas de la Meseta. En sus inicios fue un castro celtibérico que dominaba la hoya situada al norte de la ciudad y que quedaría defendido por el Río Gigüela. No se han encontrado apenas restos de los celtíberos pero lo poco que se ha encontrado datado del siglo V a.C. testimonia su ocupación. Segóbrida se convirtió en un Oppidum o ciudad celtibérica más nombrada en las luchas de Viriato (140 a.C).

        Segóbriga unía varias calzadas como Cartago Nova con Cumplutum y su conexión con Toletum y Segontia. Dicha ciudad fue impulsada por el emperador Augusto, alcanzando su esplendor entre los siglos  I - III a.C. y cuya riqueza provenía de la agricultura, la ganadería y sobre todo de la explotación minera de lapis specularis o yeso traslúcido, utilizado para las ventanas y los suelo. Después este cristal tan codiciado  se enviaba a Roma y es a partir de ese momento cuando Segóbriga se consolida como una de las ciudades más importantes, alcanzando así su máximo desarrollo finalizando hacía el 80 a.C.

         En el siglo IV, se avandonaron los principales monumentos como el teatro y el anfiteatro prueba de su decadencia económica y su conversión rural. Fue en el siglo V, donde los Visigodos ocuparían la zona pero solo se conservan las bases de una antigua Basílica y la necrópolis celtibérica que la circunda.


lapis specularis


        Más tarde, la invasión islámica hizo el resto, primero con la huída de los obispos y los gobernantes hacía los reinos cristianos del norte, y después con la construcción de una fortificación sobre la antigua acrópolis situada en la cumbre del cerro. Tras la reconquista, la población se trasladó al actual pueblo a 3 Km del conjunto arqueológico, en Saélices. Se sitúa junto al paso a la fuente del acueducto romano de la antigua Segóbriga que paso a denominarse Cabeza del Griego (muy próximo a la villa de Uclés).

        Segóbriga nos deja ver sus ruinas como el teatro, las termas, el anfiteatro (con capacidad para 5.500 personas), el Foro o su necrópolis.

Candi y Laura



























































prestashop themes